....

Palabras aparentemente normales cuando viajan solas, palabras punzantes cuando van agarradas...

riprendi :)


viernes, 9 de julio de 2010

AL APRETAR EL GATILLO

Al apretar el gatillo perforó su cráneo dando rienda suelta a su sangre y dejando el proyectil alojado en su cerebro.
Al apretar el gatillo dejó en el olvido miles de recuerdos, de conocimientos, de sentimientos, de pensamientos....
Al apretar el gatillo su cuerpo inerte cayó al suelo, se sintió un frío golpe y el resplandor que deja la muerte.
Al apretar el gatillo abandonó esta dimensión, abandonó el tiempo, el espacio... se abandonó
Al apretar el gatillo quedó su vivencia plasmada en fotos, en mentes pensantes aún vivas.
Al apretar el gatillo perdió las capacidades cognoscitivas que hacen entender, saber, querer, elegir...
Al apretar el gatillo perdió 21 gramos.
Al apretar el gatillo perdió el alma.

3 comentarios:

  1. Es magnífico este fragmento de lo que podía ser la vida de un suicida o, mejor, un asesino. Te invito a mi blog, por si deseas visitarme a ver si encuentras algo que te sorprenda tanto como a mí este escrito: http://verdadessueltas.blogspot.com/

    ResponderEliminar