....

Palabras aparentemente normales cuando viajan solas, palabras punzantes cuando van agarradas...

riprendi :)


domingo, 19 de septiembre de 2010

Crónica de un sueño

Acababa de abrir los ojos esa misma mañana, puse los pies en el suelo y caminé hacia la ventana. Levanté la persiana con gran esfuerzo y fijé la vista en las miles de partículas que circulaban por los rayos de sol.
Hasta el momento el día parecía ir bien. Bajé las escaleras y salí a la calle, bueno digo calle porque normalmente llamo así a lo que queda fuera de mi hogar, lo apropiado seria llamarle NADA.
Abandoné mi vista en el borroso horizonte, giré lentamente a un lado, al otro y no encontré nada de lo que yo consideraba habitual, es más, no encontré nada de nada.
En ese mismo instante me di cuenta de que había despertado en un mundo distinto del mio, no había aire, ni sol, ni luz, era un mundo oscuro y solo puedo describir sus rasgos físicos por que aquel lugar la única sensación que me producía era el vacío.
Dí pasos en una dirección desconocida y me fui descubriendo en cada pisada. A cada minuto que pateaba el reloj el miedo más intenso me arropaba.
Tenía miedo de aquella infinita oscuridad.
Tenía miedo de la soledad que me acompañaba.
Tenía miedo del propio miedo
Retrocedí los pasos que dí, entre en casa y me tumbé en la cama.
Acababa de abrir los ojos esa misma mañana, puse los pies en el suelo y caminé hacia la ventana. Levanté la persiana con gran esfuerzo y fijé la vista en las miles de partículas que circulaban por el sol. Bajé las escaleras corriendo y salí a la calle y raramente aquello volvió a la normalidad y allí estaba el sol, el aire...TODO.

1 comentario:

  1. me gusta mucho como empiezas de la misma manera que acabas... pero es un texto muy raro :S
    un besito :D!

    ResponderEliminar